Cómo abordar las malas noticias en el Tarot

Malas noticias en el tarot

Cuando una persona consulta a un tarotista lo hace porque necesita encontrar la solución a un problema o porque necesita una guía sobre cómo actuar ante una situación en concreto. Realmente el consultante busca que le digan que todo va a salir bien, por eso, cuando las cosas no salen como espera o no obtiene la respuesta esperada, se suele poner nervioso o agitado.

En general, se percibe como malas noticias toda aquella información que no se adecua a lo que en realidad deseamos, y cuando no se consigue lo que se desea aparecen las frustraciones y reaccionamos de forma negativa, por eso es importante que el tarotista sea un profesional y que esté preparado para manejar la situación de la mejor manera, contando con la psicología y el tacto para contar la mala noticia sin hacer entrar al consultante en un estado de nervios.

Tipos de malas noticias que puede dar el Tarot

Según el tipo de consulta que se realiza, las malas noticias se pueden clasificar en varios subgrupos que detallaré a continuación:

dar malas noticias con el tarot

Pérdidas

Dentro de este subgrupo podemos encontrar las pérdidas materiales, de empleo, económicas, de pareja o de amigos. Decirle al consultante que va a perder el trabajo o que su pareja le va a dejar no es agradable y debemos manejar esta información de la mejor manera posible y con mucho tacto.

Empezaremos bordeando el asunto en cuestión preguntando al consultante si ha tenido problemas últimamente, si nota distanciamiento con su pareja, si su empresa está sufriendo re-estructuraciones, etc…

Si la respuesta es negativa seguiremos indagando y haciendo preguntas hasta encontrar la raíz del problema, es entonces cuando le diremos al consultante el resultado de la lectura y lo acompañaremos con un mensaje de refuerzo positivo para que se tome la noticia como algo negativo sino como una nueva oportunidad.

Por ejemplo, si vemos que va a perder su empleo, podemos decirle al consultante que es una nueva oportunidad para formarse o emprender y fundar un negocio propio, siempre intentando reconfortar en la medida de lo posible.

dar malas noticias

Deseos que no se cumplen

Dentro de este otro subgrupo encontramos los negocios que no salen a flote, las parejas que no llegan, ventas fallidas… en este caso no se pierde algo que ya se tiene por lo que el dolor y la desesperación suele ser menor salvo en algunos casos, como por ejemplo en el tema laboral y más si hay niños por medio que dependen del padre o la madre que no encuentra trabajo.

En este caso animaremos al consultante a no perder la fe y a seguir intentándolo por otras vías hasta encontrar una solución a su problema. Generalmente podemos aconsejar al consultante un cambio de enfoque que le ayude a lograr aquello que anhela.

malas noticias con el tarot

Muerte de familiares y amigos

No soy partidario de hacer lecturas relacionadas con la salud porque para eso ya están los médicos, pero si que es verdad que hay tarotistas que realizan lecturas de este tipo y a veces les toca dar malas noticias.

Si vemos la muerte de alguien cercano, comenzaremos por preguntar si tiene a algún familiar o amigo muy enfermo o de avanzada edad y si la respuesta es positiva, deberemos dejarle entrever que llega la hora de despedirse y que deberá aprovechar al máximo el tiempo que queda para estar junto a esa persona.

Como podéis ver, la profesión de tarotista no es un camino de rosas y a veces hay que dar malas noticias. La diferencia entre un buen tarotista y uno mediocre es la capacidad de empatía y abordaje en estas cuestiones.

[Total:1    Promedio:5/5]
Tarot por WhatsApp