Cómo hacer una botella de bruja

botella de bruja

Una botella de bruja es una botella rellena de materiales personales que se usan para brindarnos protección, ya sea para nosotros o bien para nuestra vivienda. De hecho, en función de donde la guardemos conseguiremos un tipo de protección u otra.

Las botellas de protección o de bruja se usan desde, al menos, el siglo XVII y aparecieron primeramente en Inglaterra y Estados Unidos. Si quieres saber más sobre ellas, te lo cuento en este artículo.

 

¿Para qué sirve una botella de bruja y cómo funciona?

Como ya he mencionado, una botella de bruja sirve para brindarnos protección a nosotros mismos o a nuestra vivienda. En función de los ingredientes que usemos, conseguiremos una u otra. La botella de bruja nos ofrece protección contra las energías negativas, la brujería, la magia y los espíritus.

Su funcionamiento es muy simple. Atrae las energías negativas y las captura en su interior. De este modo, neutraliza hechizos y espíritus, así como su actividad para que no te afecte de forma negativa. Tener una botella de bruja te permitirá disfrutar de una vida mucho más tranquila, plena y feliz, pues, aunque no te des cuenta, hay una gran cantidad de energías negativas que te afectan durante tu día a día.

 

Tipos de botellas de bruja

En función de la protección que necesites, tienes diferentes tipos de botellas de bruja. Entre ellas, podemos destacar aquellas que se usan para el amor, las que se usan para la salud y las que se usan para la protección en sí misma.

Cada una de las botellas que quieras hacer deben responder a una de estas necesidades. De lo contrario, no tendrán funcionalidad. Además, es importante destacar que se debes tener claros ciertos conceptos a la hora de crear tu botella de bruja.

 

Aspectos para valorar de las botellas de bruja

Antes de empezar a crear tu botella de bruja, hay ciertos aspectos en los que debes pensar para adecuarla a tus necesidades. Para empezar, es crucial que determines la finalidad para la que quieres crear tu botella. No debes pensar en varias finalidades diferentes a la hora de hacer tu botella. Debes tener en mente solo una de ellas. Si tienes otras finalidades, será esencial que crees diferentes botellas. No hay un máximo de botellas que puedas crear para protegerte, por lo que no dudes en hacer cuantas necesites.

También debes tener en cuenta que su tamaño debe situarse entre los 30 ml y los 250 ml y que los ingredientes que uses para crearlas son diferentes en función de la protección que busques. Cuando hablamos de los ingredientes, también debemos tener en cuenta que algunos te serán más fáciles de encontrar que otros. De hecho, en función de la zona en la que vivas, puedes no encontrar alguno de ellos. En este caso, bastará con encontrar otro que tenga propiedades similares para que lo sustituya.

Otro detalle que debes tener en cuenta es mantener en secreto la existencia de esta botella. Se dice que el poder compartido es poder perdido. Por ello, debes esconder muy bien tu botella, en un lugar donde nadie la pueda encontrar y, sobre todo, no hablar de ella con nadie.

 

Si necesitas hacer una consulta de Tarot por WhatsApp o de Tarot por email, visita la página de la tienda para ver las opciones disponibles!.

 

Ingredientes para preparar tu botella de bruja

Los ingredientes necesarios para preparar tu botella de bruja son diferentes de acuerdo con la finalidad que le quieras dar. Eso sí, hay un ingrediente común que no debe faltar en ninguna de ellas: algo tuyo.

Este algo tuyo no pueden ser cosas superficiales como algo de ropa que hayas llevado, sino que debe ser algo más personal: fluidos personales, como orina o saliva, un cabello, piel o uñas, por ejemplo.

Para realizar una botella de bruja que te proteja de todo lo relacionado con el amor, los ingredientes que debes usar son: pétalos de rosa (o similares), jengibre, flores de naranjo y canela o azafrán.

Para una botella que te proteja de todo lo relacionado con los problemas de salud, esta debe contener cedro, eneldo, hinojo, vinagre y romero a ser posible. Y, para crear tu botella de protección en general, debes usar ingredientes más hostiles como pueden ser agujas de pino o agujas normales, clavos, alfileres, objetos puntiagudos, sal marina, hilo rojo, objetos oxidados y tabaco.

 

Cómo preparar una botella de bruja

Los pasos que debes seguir para preparar tu botella de bruja son muy simples, pero debes asegurarte de hacerlos bien. De otro modo, la botella no te podrá aportar la protección que buscas.
Lo primero que debes hacer es introducir todos los objetos con cuidado dentro de la botella. Ten en cuenta que estos solo pueden llenar la mitad de la botella.

Si ves que los ingredientes que quieres añadir a ella ocupan más espacio, lo más recomendado es buscar una botella más grande. Una vez los hayas añadido todos, recuerda añadir la sal para la purificación y una cinta roja para la protección.

Ahora, es momento de añadir este ingrediente tan personal, ya sea una uña, tu orina o saliva. Cuando lo tengas, debes cerrar bien la botella, sobre todo, si usas fluidos. Sella el frasco usando cera de vela negra, la cual ayuda a eliminar efectos negativos.

Y, ya únicamente te queda esconderla bien. Recuerda que te hemos comentado que esta no debe estar a simple vista y que es necesario que nadie sepa de ella. Si quieres la protección más focalizada, los mejores sitios en los que la puedes esconder son en una chimenea, bajo un azulejo, en un armario o cajón, etc. Por el contrario, si buscas una protección más general para tu
vivienda, puedes enterrar esta botella en el jardín o cerca de las puertas de entrada.

Ahora, ya sabes qué es una botella de bruja y todo lo que esta puede hacer por ti. Es un sistema de protección de lo más fiable que ha sido usado durante siglos, por lo que fiabilidad está más que probada. Por ello, te animo a que crees todas aquellas que consideres que te hacen falta.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 26

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario