Cómo quitar el mal de ojo

Cómo quitar el mal de ojo


¿Qué es el mal de ojo?

El mal de ojo o “aojamiento” es un fenómeno esotérico que se produce cuando una persona mira a otra teniendo fuertes sentimientos negativos en contra, generalmente envidia o malos deseos. El “agresor” envía esa energía negativa a la “victima”, dejando su aura cargada con esos malos sentimientos o mala vibración.

El mal de ojo no debe de confundirse con otras supersticiones como el vudú o las maldiciones, el mal de ojo es un fenómeno natural que procede del poder mental inherente a cada persona.

 

Síntomas del mal de ojo

La víctima del mal de ojo puede experimentar numerosos transtornos o sucesos de lo mas variados, entre los más comunes tenemos:

  • Transtornos del sueño: Dificultad para conciliar el sueño, pesadillas, sueño poco profundo, sueños premonitorios negativos o insomnio crónico.
  • Síntomas físicos: Nerviosismo, miedo, paranoia, sudoraciones, pérdida de apetito, palpitaciones, malestar general, vómitos y diarrea.
  • Accidentes: Las cosas se caen de las manos, tropezamos con facilidad, caídas y cortes accidentales, todo ello de forma contínua y sin explicación.
  • Mala suerte en general: Fracaso en negocios o proyectos, pérdida de objetos valiosos, rupturas sentimentales.

Los bebés son muy sensibles a estas energías negativas y pueden experimentar llanto descontrolado sin una causa aparente, patrones de sueño alterados, alergias e incluso brotes en la piel.

Es importante saber que los síntomas del mal de ojo suelen ser bastante genéricos, por lo que debemos descartar cualquier enfermedad antes de pensar que pesa sobre nosotros un aojamiento.

 

Cómo saber si se tiene un mal de ojo

Para saber si se tiene un mal de ojo existen varios métodos, pero quizá el más simple y fácil de hacer en casa sea el del plato con agua y aceite. Para realizar la prueba debemos poner agua limpia (de botella o del grifo) en un plato hondo y con el dedo índice mojado en aceite de oliva dejamos caer tres gotas en el plato con agua.

El aojado debe estar sentado frente al plato mirando el aceite durante un rato. Pasados unos minutos miramos si las gotas de aceite se han juntado o esparcido, si el aceite se ha esparcido o las gotas se han juntado formando una gota más grande, quiere decir que si que se tiene mal de ojo, si las gotas siguen estáticas sin juntarse ni esparcirse, no existe el mal de ojo.

 

Cómo quitar el mal de ojo

Una vez hecha la prueba y verificada la existencia de un mal de ojo deberemos proceder a limpiar esa energía negativa que es como cuando pisamos un chicle, se pega a nosotros y no se va hasta que ponemos remedio. Para quitar el mal de ojo existen varios rituales, a continuación veremos las más comunes.

 

eliminar mal de ojo con huevo

Quitar el mal de ojo con un huevo de gallina

Se coge un huevo de gallina, no importa si es marrón o blanco, y lo frotamos por nuestro cuerpo desnudo. Se tiene que pasar por todas partes, cabeza, cuello, torso, manos, brazos, barriga, zona genital, trasero, piernas, rodillas y pies. De arriba a abajo y varias veces. A continuación se rompe la cáscara y se vacía el huevo en un vaso lleno hasta la mitad de agua.

Si se forman hilos blanquecinos que se elevan hacia la parte superior del vaso significa que la limpieza ha funcionado, el mal de ojo se ha ido y ya podemos desechar el contenido del vaso al WC o en algún lugar con agua corriente como un rio o canal.

 

Quitar el mal de ojo con sal

Antes de acostarnos, llenaremos la bañera hasta la mitad con agua caliente y hechamos 7 puñados de sal gorda (si es sal marina mejor). A continuación nos metemos desnudos en la bañera y estamos en remojo de 20 a 30 minutos, incluida la cabeza y el pelo. La sal gorda y el agua limpia harán una limpieza en profundidad del aura, limpiando cualquier energía negativa.

Al salir de la bañera no debemos secarnos con toalla o secador, dejamos que cuerpo y pelo se sequen al aire por si solos, luego nos acostamos como cada noche. A la mañana siguiente nos podemos duchar como cada día para sacarnos el exceso de sal del cuerpo.

 

amuletos contra el mal de ojo

Amuletos y talismanes contra el mal de ojo

Desde tiempos remotos y en todas las religiones, el ser humano ha venido usando talismanes y amuletos para protegerse de las malas energías. Estos objetos se suelen colocar en algún lugar de la casa o se llevan encima, ya sea en el bolsillo, como llavero, colgando del cuello o como pulsera. Los más populares son:

  • Ojo turco: O Nazar es un amuleto con forma de ojo. La creencia se remonta al antiguo Egipto y Babilonia, donde se creía que las malas energías se proyectan a través de los ojos. Suele fabricarse con cristales de colores, sobretodo azules y blancos.
  • Cruz de Caravaca: Normalmente fabricada en oro o plata, se lleva colgando del cuello con una cadenita. Si se rompe significa que te ha hecho de escudo contra las malas energías, se cambia y listo. Nunca se debe llevar al joyero a reparar ni volverla a usar, es mejor enterrarla en el bosque.
  • Coral rojo: Usado desde la edad media, este amuleto consigue proteger a quien lo lleva del mal de ojo y de la envidia. En el siglo XVIII, Fernando I (rey de Nápoles) ya llevaba entre sus ropajes un amuleto hecho de coral rojo.
  • Azabache: Esta piedra mágica consigue que el portador que la lleve encima evite las malas energías y los malos deseos, por lo tanto, estará protegido ante el mal de ojo.
  • Mano de Fátima: Llamada así por ser la mano de la hija del profeta Mahoma. Es un amuleto musulmán y trae buena suerte, fidelidad y fertilidad. Especialmente indicado para mujeres embarazadas ya que protege la matriz.
  • Figa o Higa: Este amuleto tiene la forma de un puño con el dedo pulgar entre el dedo índice y el medio muy arraigado a las tradiciones gallegas, asturianas y de Castilla León en España. Se trata de un amuleto protector contra envidias, mal de ojo y hechizos de brujas. Para que cumpla su función esta debe ser regalada, robada o encontrada, si se rompe se entierra en el bosque y se compra otra.

 

Rezo para quitar el mal de ojo

Si se quiere reforzar los rituales de descarga o limpieza, se puede usar este rezo gallego contra el mal de ojo. No es obligatorio, pero si muy recomendable.

Criatura de Dios, donde a Jesucristo se le nombra, todo mal se asombra. Donde Jesucristo es llamado, todo dolor y quebranto quedan eliminados. Donde a Jesucristo se rogó, todo daño se quitó. Este mal que te afecta se despide de ti, lo despido de mí y lo aparto de todo ser vivo con la Gracia de Dios, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Si no se es creyente se puede rezar a cualquier energía o entidad para que nos ayude y proteja, incluso a seres queridos ya difuntos.



[Total:3    Promedio:5/5]