¿Cada cuándo puedo volver a preguntar por lo mismo en el tarot?

Cada cuándo puedo volver a preguntar por lo mismo en el tarot

Cuándo preguntamos al Tarot, lo más importante es respetar sus propias reglas de juego, porque esto nos brindará cierta certeza y seguridad en la interpretación.

 

A la hora de realizar una tirada, estamos poniendo nuestra intención y definimos que vamos a hacer la lectura para que nos responda de acuerdo a la situación del problema justo en ese momento concreto. Esto significa que independientemente de las cartas que obtengamos y que estas nos gusten o no, van a ser las que responden a nuestra pregunta.

Cuando nos empeñamos en hacer la misma pregunta una y otra vez de forma consecutiva porque tenemos alguna dificultad o algún problema que nos preocupa, solo estamos empeorando la situación ya que cada vez que hacemos una lectura obtenemos cartas diferentes con significados diferentes y generamos la duda razonable sobre cuál es la lectura buena y cuales no. Por esta misma razón, jamás deberemos romper una de las las reglas básicas del Tarot: Solo se pregunta una vez para una misma situación.

 

La mejor manera en la que una lectura de tarot puede ayudarte es cuando la haces de forma totalmente responsable y con la intención de descubrir que camino debemos tomar o que acción nos puede beneficiar más.

Cuando recibimos cartas difíciles o que no nos gustan, no podemos correr a realizar una segunda lectura a ver si es más positiva que la anterior, lo mejor que podemos hacer es pararnos a reflexionar sobre la lectura y las cartas que han salido y, si necesitamos apoyo, extraer otra carta del mazo preguntando cuál es la mejor manera de aprender de la situación o cuál es la mejor manera de afrontar aquello que vemos reflejado en la lectura de tarot que hemos realizado.

 

Recuerda que el tarot es una herramienta espiritual que te ayuda en tu proceso de crecimiento.

Con todo lo anterior en mente, no existe una regla estricta para indicar cuándo es un buen momento para volver a preguntar sobre lo mismo. Aunque si que podríamos definir algunas condiciones con las que seguro que estarás de acuerdo:

 

1. Cuándo sucede algo nuevo que cambia parcial o completamente la causalidad y nos puede traer nueva información a las lecturas.

2. Cuándo en un proceso interno, como por ejemplo un duelo, completamos el trabajo de sensibilización relacionado con la situación.

3. Cuándo ha pasado un cierto tiempo desde la última lectura que realizamos preguntando sobre el tema.

Hay tarotistas que usan la norma de que no se puede volver a preguntar por lo mismo en tres semanas, un mes o cualquier otro intervalo de tiempo. Basándome en mi propia experiencia, creo que el paso del tiempo no es el único factor que hace que una situación evolucione, por lo que es importante entender si los hechos han cambiado o si realmente hemos evolucionado a nivel interno.

 

Mi sugerencia es que no te centres demasiado en la medida del tiempo transcurrido entre una lectura y otra. En cambio, concéntrate en tu trabajo espiritual, enfocándote en cómo tomar medidas para sanar la situación y generar nuevas acciones basadas en tu crecimiento.

Una vez que hayas aplicado el consejo proporcionado por las cartas del Tarot y veas que se están generando algunos cambios, puede volver a hacer las mismas preguntas de forma segura, aunque es posible que ya no lo necesites.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 45

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario